Skip to main content
Uncategorized

Discurso del Director del Liceo Aeronáutico Militar

By 5 de junio de 2012No Comments

A continuación se transcribe el discurso del Señor Jefe de la Guarnición Aérea Rosario y Director del Instituto, el cual fuera leído durante la ceremonia de Entrega de Uniforme.

“Me permito agradecer la presencia de todos los invitados que hoy nos acompañan: autoridades del Gobierno Nacional, Provincial y Municipales, de la Sub Jefatura del Estado Mayor General y la Dirección General de Educación de la Fuerza Aérea, de la Justicia Federal, del Cuerpo Consular acreditado en la ciudad de Rosario, de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, de representantes de las Escuelas de nuestra ciudad, familiares y amigos de los jóvenes que hoy recibirán por primera vez su uniforme.

Gracias por acompañarnos y ser testigos, en esta ceremonia tan significativa para una nueva generación.

Su presencia nos permite con todo orgullo presentar ante Uds. la gallardía de nuestros Cadetes y Alumnos ingresantes en el corriente año. Sean muy bienvenidos, como siempre, a su casa, el Liceo Aeronáutico Militar.

A partir de hoy, los alumnos recientemente incorporados lucirán su uniforme.

Jóvenes, recuerden que al vestirlo asumen un gran compromiso, pues ese uniforme los ligará en todo momento a este Instituto. Felicitaciones por el logro, y a honrarlo con entrega y voluntad.

Este hecho, les provoca una gran expectativa,  deseamos que la compartan con sus familiares y amigos y con todos los que hoy integramos el Instituto. Sin duda, la alegría y la emoción de este día, quedarán grabadas por siempre en nuestra memoria.

Desde hace décadas, muchas generaciones que les precedieron, vivieron momentos idénticos al presente; y esa mezcla de orgullo, alegría y satisfacción, que año tras año invade a este querido Liceo, nos une en el tiempo a todos los que compartimos la carrera de las armas.

El uniforme que  lucen hoy, y que los identifica como integrantes de la Fuerza Aérea Argentina, guarda en su simbolismo, las más caras tradiciones y valores, los mismos valores en que fueron formados los hombres de nuestra institución que con su acción noble, patriótica y heroica, provocaran la admiración del mundo durante la guerra de Malvinas.

A propósito y como no creemos en las casualidades sino en las causalidades, es mi deber recordar que un día como hoy, el 1ero de Junio de 1982, hace ya 30 años cayeron en las heladas aguas del atlántico sur un grupo de héroes en una misión de exploración y reconocimiento, ellos ofrendaron sus vidas  por la Patria, se trata del Hércules C-130H, matrícula TC-63, perteneciente al Grupo 1 de Transporte Aéreo, Escuadrón 1, desplegado en Comodoro Rivadavia y El Palomar, con indicativo TIZA.

Cuya tripulación estaba conformada por:

Comodoro Hugo César Meisner

Mayor Rubén Héctor Martel

Mayor Carlos Eduardo Krause

Suboficial Mayor Julio Jesús Lastra

Suboficial Principal Manuel Alberto Albelos

Suboficial Auxiliar Miguel Ángel Cardone

Suboficial Auxiliar Carlos Domingo Cantesano

Siete personas de las cuales tenemos muchos recuerdos que viven entre nosotros;  uno el Mayor Martel, quien le dio a su nación tres hijos, el menor de ellos Ezquiel Martel fue alumno de este Instituto egresado en el año 1999 de la Promoción XVI, otro el Comodoro Meisner, tuvo tres hijos y uno de ellos hoy nos acompaña, se trata de la Sra Ariadna Meisner, madre de dos cadetes,  de los cuales Pedro con solo 12 años hoy recibe su primer uniforme.

Qué significativo, qué historia viva, cuántos mensajes, justo hoy que nos acompaña el gobernador de la provincia que nos cobijó, quien también en este año reconoció como hijo de su tierra el “Honor de Veterano de Guerra”, al Teniente Alfredo Jorge Alberto Vázquez, quien ofrendara su vida en un A4 B el 8 de junio de 1982, su hermana también se hizo presente, nuestra profesora Mónica Vázquez.

Estos, nuestros héroes y sus familias, que dieron lo más sagrado por nuestra Nación son hoy testigos ante ustedes 69 Cadetes y 58 Alumnos, de un día inolvidable, respetémoslos y honrémosles, portando con orgullo el uniforme de la Fuerza Aérea Argentina. Gracias a ustedes por estar allí formados y a todos por dar testimonio de este momento.

Ustedes señores, señoras estoy seguro que se sorprenderían al ver cómo, estos casi niños, están ávidos de este tipo de ejemplos, cómo, sin perder su alegría, picardía y la rebeldía sana y propia de su edad, buscan forjarse en estos valores, que si bien no son patrimonio exclusivo del militar, en la Fuerza Aérea nos hemos esmerado por preservar como un tesoro heredado, sembrándolo en las nuevas generaciones.

Es el mismo uniforme que portaran todos aquellos héroes que forjaron nuestra independencia.

Jóvenes Cadetes: el de ustedes lleva además las alas de la patria, en esencia, las mismas alas que en sus gorras y en sus corazones llevaban los 55 hombres que generosamente entregaron su vida en la batalla aérea de Malvinas.

Ellos también tuvieron  su noche previa a la entrega de uniforme, ellos también alguna vez, como ustedes, temblaron de emoción en una ceremonia como ésta.

Por esas razones la entrega de esta prenda, trasciende al simple hecho de recibir y vestir un uniforme. A partir de hoy, adquieren la obligación de portarlo con dignidad e inequívoca corrección.

Hoy también nos acompañan como protagonistas los Alumnos de Régimen Externo que ingresaron en el corriente año. Éste es un hito que pretende, a través de una simple distinción  pero que representa el primer Brevet característico de la Aviación, un paso gigante en la firme convicción del reconocimiento de nuestras diferencias y de nuestras semejanzas.

La integración y participación de todos los alumnos del Liceo, los une como compañeros, como camaradas, como  integrantes de una misma institución, ejemplo para nuestra comunidad educativa.

Para todos los Cadetes y Alumnos ingresantes, el uniforme, como prenda de uso común en la Institución a la que pertenecemos, nos une y solidariza, y por ello, todo lo que enaltece a uno, dignifica a todos, y lo que a uno deshonra, lesiona a toda la Institución.

Tengan bien presente siempre este principio, y ajusten sus conductas, para que la educación, la corrección en las maneras, la mesura, la conversación culta, y la dignidad en las actitudes sean la expresión más característica de todos los Alumnos y Cadetes del Liceo Aeronáutico Militar. Mis más sinceras felicitaciones. !!!

Dragoneantes Cadetes y Cadetes que ascienden,  Alumnos de sexto año distinguidos, lucirán desde hoy nuevas insignias de grado o distintivos, que los diferenciarán de sus pares.

Sientan orgullo por este logro, es producto de sus esfuerzos y dedicación, pero tengan en cuenta que en última instancia es Dios quien ha querido que ocupen ese lugar, Él les ha dado talentos e inteligencia, y seguramente no ha sido solo para que se regocijen con las felicitaciones y aplausos, mucho más se espera de ustedes, con seguridad pasa por el hecho que con vocación de servicio se transformen en consejeros y ejemplos de sus camaradas y que con sincera amistad los ayuden a crecer y a superarse.

A todos los padres de nuestros Cadetes y Alumnos, felicitaciones, este es también vuestro logro.

Gracias por confiar en nosotros la educación de sus hijos. Los invito a seguir trabajando juntos para hacer de estos jóvenes, “hombres y mujeres de bien”, sabiendo de antemano que será muy difícil, pues tendremos que decir que no y corregir. No hacerlo sería caer en el facilismo. Los aliento a que en ese aspecto paguemos el costo de hacer lo correcto: ellos se lo merecen.

A toda la Comunidad Liceísta, en este glorioso bicentenario de la Bandera de la Patria, les presento a 127 jóvenes que decidieron por sus propios medios y a través de sus padres elegir esta institución que saluda diariamente nuestra insignia patria, esa Bandera creada por el General Manuel Belgrano quien paradójicamente al igual que ellos, vistió en su persona dos hábitos; el civil de ilustrado Abogado  y el militar de Libertador.

Estimados alumnos todos, tienen ante Ustedes el modelo de integración y reconocimiento de diferencias, quien a través de su ejemplo nos legó una lección de vida y a través de su tesón nos dejó nuestra amada bandera.

Todos sus uniformes de Cadetes y de Alumnos de Régimen Externo, llevan los colores celeste y blanco de nuestra bandera, piensen en ellos para honrarlo y portarlo con orgullo.

Para finalizar pensemos “año 2012, bicentenario de la creación de la Bandera Nacional, centenario de creación de la Aviación Militar y el trigésimo aniversario de la Recuperación de nuestras islas Malvinas”, temblemos de emoción no es casualidad este año también, un 1ero de junio ingresaron a este instituto, 127 nuevos alumnos para honor de nuestra Bandera, de nuestra Fuerza Aérea, de nuestro Liceo y de aquellos soldados aeronáuticos que nos precedieron, tan contemporáneos como sus familias, a las que estaremos siempre agradecidos.

Que primero de junio del 2012 memorable!, quién podrá olvidar el día y el año en que entraron al Liceo y recibieron su uniforme, qué buenas causas para rogar a  la santísima Virgen de Loreto proteja a nuestra Patria, a su Bandera, a la Fuerza Aérea, a nuestras Malvinas, a las familias de nuestros Héroes, a nuestras familias y a nosotros mismos.

Volver
Telegram
info@lam.edu.ar